Fadjen y Christophe, la verdadera relación entre el toro y el hombre

Leer más...

´Tenía unos 8 años cuando iba con mi padre a un bar que tenía en la pared un enorme mural con una corrida de toros. Yo, que no entendía nada, sólo veía a un hombre que se divertía con un toro y, como me gustan los animales, me encantaba ese cuadro, hasta el día en que me explicaron lo que pasaba en esa escena… Entonces me dije : « Pero cómo se puede hacer eso a un animal ? » Y me prometí a mi mismo que un día yo salvaría a ese toro. Y he aquí que, casi 30 años más tarde, después de hacer una búsqueda para encontrar a un toro, Fadjen está conmigo en casa.`

Leer más