Un hombre es arrestado en Florida por acosar a una cría de manatí

  • Escrito por Redacción VivaLeBio - vivalebio.com
  • Published in Planeta
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Desgraciadamente, no desear hacer daño no siempre es sinónimo de no hacerlo. Y, a menudo, la distancia entre lo primero y lo segundo radica en el conocimiento. O en el sentido común.

Foto colgada en FB

Este hombre pensó que no estaba haciendo nada malo, excepto abrazar y jugar con un bebé manatí en Taylor Creek, en Fort Pierce (Florida), donde estuvo de excursión con su familia el pasado enero. Así lo creyeron también sus niños, que, animados por el padre, incluso intentaron montar a caballito a la cría...

Tan felices y orgullosos estaban de su hazaña que al volver a casa subieron las fotos a Facebook. 

Foto: Una de las fotos colgadas en FB por R. W.W, el hombre detenido en Florida. ©Florida Fish and Wildlife Conservation Commission

Et voilà su sorpresa cuando un mes después el padre era detenido,  porque su ´´inocente`` pasatiempo puede haberle costado la vida a este amenazadísimo y delicado mamífero marino.

Según los biólogos de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida ( Florida Fish and Wildlife Conservation Commission -FWC), se trata de un joven manatí que todavía dependía por completo de su madre para alimentarse y sobrevivir, y la separación provocada por la ´´happy family`` puede haber tenido consecuencias fatales para la cría.

Además, se cree que el joven estaba sufriendo del llamado síndrome de estrés por frío (que sólo en el año 2010 provocó la muerte de 77 manatíes en Florida) , y es muy posible que sacarlo fuera del agua empeorara su condición.

La ley del Santuario de Manatíes de Florida estipula que es ilegal abusar, acosar, capturar o intentar capturar a los manatíes, ya que cualquier interacción, por inofensiva que parezca, puede tener graves consecuencias para esta especie clasificada en peligro de extinción en el estado (y para otros muchos animales silvestres).  Asimismo, la Ley de Protección de Mamíferos Marinos de 1972 prohíbe expresamente cazar o acercarse a los manatíes y a cualquier otro mamífero marino, como  ballenas, focas y morsas.

Madre manatí amamantando a su cría. Rathburn, Gaylen. U.S. Fish and Wildlife Service

Foto: Madre manatí amamantando a su cría. © Rathburn, Gaylen. U.S. Fish and Wildlife Service.

Aún así, se estima que sólo quedan 3.800 manatíes en Florida, y cada año mueren 87 por culpa de los humanos, según el U.S. Fish and Wildlife Service, sobre todo por colisiones con barcos y motoras, dado que se trata de un animal que no puede nadar en aguas muy profundas.  El desarrollo urbanístico costero también está devastando a marchas trepidantes el hábitat de este pacífico y hermoso sirenio (así llamado por la forma tan humana que tienen las hembras de amamantar a sus criaturas), así como el de otras muchas especies.

Los manatíes se reproducen muy lentamente (las hembras sólo dan a luz cada 2 - 5 años ), y las crías permanecen por lo menos dos años junto a sus madres, de las que dependen por completo para alimentarse y ser protegidas. La muerte de cada individuo es un serio varapalo para su supervivencia como especie.

  

Foto superior e info: Florida Fish and Wildlife Conservation Commission

Por:  VivaLeBio Magazine www.vivalebio.com

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Para seguir navegando debes aceptar su uso. Gracias.