Cuatro razones por las que amamos a Matt Damon

Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Matt Damon se declara en huelga de ir al WC

 

Nos gusta Matt Damon porque es animalista, como quedó bien patente con sus explícitas declaraciones sobre las corridas de toros que recogíamos en este artículo del año 2011: Matt Damon lo deja claro: ´´Las corridas de toros deben ser relegadas a los libros de historia``

O en este otro:  Matt Damon se reafirma: ´´Las corridas de toros son surrealistas``.

Nos gusta Matt Damon porque es ecologista.  Y, además, un cachondo mental: Hace poco, sin ir más lejos,  ha concedido una rocambolesca rueda de prensa en la que se ha declarado en huelga de ir al WC mientras siga habiendo en el mundo 780 millones de personas (el doble de la población de EEUU) sin acceso a agua potable. Puedes verla aquí...

 

Nos gusta Matt Damon porque la saga Bourne es de lo más digno que ha dado el cine de acción de la última década, donde los malvados malísimos son, como está mandado, los perversos cerebros de la CIA.

Y ahora todavía nos gusta más Matt Damon porque nos ha regalado 5 ENTRADAS DOBLES para repartir entre nuestros/as lectores/as para el preestreno especial en Madrid de su nueva peli, ´´Tierra Prometida``, que encima se atreve con uno de los temas más controvertidos del momento: el fracking.

 

Y de qué va esto del fracking?

De una nueva moda de salir en frack a la discoteca? De un nuevo deporte de riesgo más divertido que el puenting? Más divertido no, pero bastante más peligroso sí. Y agárrate bien a la silla porque el asunto tiene tela…

No satisfechos con contaminar el aire, la tierra, los ríos y océanos para obtener petróleo, gas, carbón, etc, los señores que aman el dinero rápido a cualquier precio han decidido ahora sacar gas del subsuelo profundo de la tierra

Para lo cual, se dedican a perforar cientos de pozos que dejan el planeta más agujereado que un queso emmental (la separación entre ellos ronda entre 0,6 a 2 km) para inyectar en el subsuelo millones de litros de agua a alta presión cargados con un cóctel químico y tóxico que contamina los acuíferos y derrocha desorbitantes cantidades de agua  (se ha calculado que se requieren entre 9.000 y 29.000 metros cúbicos de agua para las operaciones de un solo pozo!! ).

Además, segun denuncian los ecologistas,  el fracking o fractura hidráulica contamina el aire (se ha registrado benceno, un potente agente cancerígeno, en el vapor que sale de la "pozos de evaporación", donde a menudo se almacenan las aguas residuales del fracking; y  las fugas de gas en pozos y tuberías también contaminan el aire y aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero) y es sospechoso de provocar terremotos y otros movimientos sísmicos en las zonas donde se está llevando a cabo, entre otros muchos efectos secundarios.

El tema es complejo, demasiado para tratar en unas líneas, pero puedes hacerte una ligera idea de cómo es el proceso en esta simulación… 

O bien puedes hacerlo en la nueva pelicula de Damon, dirigida por Gus Van Sandt (Drugstore Cowboy, Mi Idaho privado, El indomable Will Hunting, Elephant, Mi nombre es Harvey Milk), y coprotagonizada por otra de nuestras actrices favoritas, Frances McDormand (Oscar a la Mejor Actriz por Fargo, de los Hermanos Coen), que se estrena en los cines españoles el Viernes 19 de Abril.

Si quieres conseguir tu entrada  para el preestreno en Madrid del Jueves 18 de Abril (por cortesía de Matt y Amigos de la Tierra) entra y concursa aquí

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Para seguir navegando debes aceptar su uso. Gracias.