Owain Yeoman (´El Mentalista`), las apariencias engañan

Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Owain Yeoman en una escena de El MentalistaSi te perdiste sus despampanantes tríceps en la peli ´Troya` (en la que aparecía como el supercachas Lisandro), ahora puedes disfrutar del cuerpo danone de Owain Yeoman (Chepstow, 2 de Julio de 1978) en el precioso anuncio a blanco y negro en el que el galés posa para PETA proclamando a los cuatro vientos su vegetarianismo (ver foto inferior).

Y es que, aunque su personaje en la ficción (el macizo, bonachón y  descerebrado Wayne Rigsby de la serie ´El Mentalista`) tenga que lidiar a diario con criminales violentos, en su vida doméstica Yeoman es un tipo pacífico, sensible y comprometido con los derechos de los animales, además de una pequeña lumbrera, licenciado en Literatura Inglesa por la Universidad de Oxford y cultivado en teatro clásico en la Real Academia de Artes Dramáticas de Londres (llegó a dirigir y protagonizar ´Otelo` en el Oxford Playhouse).

Lo de lumbrera es de suponer que se lo debe, en parte, a su padre, el físico nuclear Mike Yeoman, pero el amor y respeto por los animales se lo agradece a su mujer, la también vegetariana y actriz Lucy Davis (´The Office`), como el propio Owain reconoce en la tanda de anuncios de su campaña con PETA.

Ella fue quien le mostró el calvario por el que pasan cada año billones de animales en nuestras granjas intensivas antes de acabar en nuestros frigoríficos: Las minúsculas jaulas, las dolorosas manipulaciones (como castraciones, amputaciones, marcas con acero al rojo vivo, etc) sin atención médica ni analgésicos, el hacinamiento, el engorde artificial, las sobredosis de hormonas de crecimiento y otras drogas…

Una realidad lo suficientemente dolorosa para que el galés decidiera que no podía seguir apoyando una industria tan violenta. ´´El hecho de que la carne de mi plato alguna vez fue una criatura que vivía y respiraba se convirtió en algo no podía ignorar o justificar por comer``, recuerda. 

Owain Yeoman en un glamouroso cartel de PETA Pero además, ella también se lo puso en bandeja. Pues, según confesaba el actor a PETA, un buen día le sirvió pavo para cenar, sin revelarle, hasta después de verle relamerse de placer,  que se trataba de un falso pavo. (Quien haya comido en algún buen restaurante vegano o vegetariano internacional entenderá de lo que hablamos: Un gran cocinero puede convertir la soja u otro ingrediente vegetariano en un espectacular pollo al curry, en un cerdo agridulce, o en cualquiera que sea tu plato de carne o pescado favorito sin que apenas puedas apreciar la diferencia).

Feliz como una perdiz con su nueva dieta verde, Owain asegura que desde que eliminó la carne de su vida se siente mejor que nunca y que la decisión fue de lo más sencillo: ´No hace falta ser un mentalista para darse cuenta de que comer carne ya no tiene sentido. Es poco sano, es devastador para el planeta e implica la muerte cruel y dolorosa de billones de animales cada año. `

´Si yo, que era un confirmado carnívoro, he podido dar el paso, supongo que cualquiera puede. Es una decisión muy fácil de tomar. Y una decisión humana que hay que tomar`.

 

Un artículo de Cristina Hernáiz. VivaLeBio Magazine.

Descubre más actores vegetarianos y veganos en nuestra nueva serie !!!