Síguenos en Facebook!

´Blancanieves`, de Pablo Berger, denunciada por maltrato animal

  • Escrito por Cristina Hernáiz - vivalebio.com
  • Published in Cultural
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

La película favorita a los Goya llega al certamen entre protestas internacionales y ensombrecida por la denuncia de maltrato y muerte de varios animales interpuesta por LTNEC. 

Escena de la película Blancanieves, de © Arcadia Motion Pictures.

Si eres un habitual lector de esta revista es poco probable que hayas acudido al cine a ver la versión tauricida de "Blancanieves" del director Pablo Berger, por muchas loas que haya recibido de la crítica o por tropecientas nominaciones que se acabe de llevar a los Goya.

Pero si lo has hecho y al salir de la sala te consolaste pensando que las escenas con animales que en ella aparecen fueron rodadas sin crueldad, ya puedes ir aparcando tu alivio. 

Escena de la película Blancanieves, de © Arcadia Motion Pictures.

Por supuesto que lo más lógico sería creer que ha sido así, dados los muchos y sofisticados avances tecnológicos que existen hoy por hoy a disposición de cualquier cineasta para simular escenas de sufrimiento o maltrato animal sin tener que recurrir al mismo. De hecho, en los créditos finales de la mayoría de las películas en las que se utilizan animales podemos encontrar la coletilla: ´´ningún animal fue dañado...``.

Pero, por desgracia, esto no ocurre en la película ´´Blancanieves``,  y no por un descuido del encargado de los rótulos, sino porque, presuntamente, y según han denunciado las principales organizaciones de defensa animal españolas unidas en la Plataforma La Tortura No es Cultura (LTNEC),  ´´durante su rodaje se maltrató a varios novillos que acabaron siendo sacrificados. Algunos de ellos fueron lidiados pasando por el caballo del picador y fueron banderilleados, para filmar escenas de la película,  y, posteriormente, todos murieron apuntillados en los chiqueros de la plaza de toros de Aranjuez``, afirma la Plataforma.

Y no sólo lo han denunciado a los medios de comunicación, sino que presentaron su correspondiente denuncia ante la Comunidad de Madrid, consiguiendo que el pasado mes de mayo de 2012 se incoara un expediente sancionador contra la productora de la película, Arcadia Motion Pictures, por incumplir la Ley de Protección Animal 1/1990 de 1 de febrero, artículo 24.3.g, que considera  ´´infracción muy grave la filmación de escenas con animales para cine o televisión que conlleven crueldad, maltrato o sufrimiento cuando éstos no sean simulados``.

A pesar de ello, la película fue seleccionada por la Academia del Cine Español como candidata al Oscar a mejor película de habla no inglesa; algo sorprendente cuando ya se encontraba el expediente sancionador en curso, y alarmante según las organizaciones de defensa de los derechos de los animales españolas e internacionales, como  la propia LTNEC, la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia (AVAT), Animal Defenders International, CAS International y la comunidad holandesa PiepVandaag, que lanzaron una recogida de firmas para solicitar a la Comisión de Votación de Mejor Película Extranjera que no diera su voto a la Blancanieves protaurina de Berger  y que el film quedara fuera de la selección.

Cartel de convocatoria a un acto de protesta contra la película ´´Blancanieves`` por maltrato animalDescartada finalmente de la Academia de Hollywood (que no ha especificado los motivos, aunque los defensores de los animales creen que los miles de firmas recogidos en pocos días tuvieron su peso en la decisión) , ahora ha sido nominada nada menos que a 18 premios Goya, a pesar de que a día de hoy el Juzgado nº 31 de lo Contencioso-Administrativo de Madrid mantiene abierto el procedimiento por la denuncia presentada por la Plataforma  para que se investiguen los hechos y se depuren las responsabilidades.

Foto: Cartel de la concentración convocada el pasado mes de Octubre por la Plataforma La Tortura No es Cultura en protesta por el maltrato y muerte de varios novillos en el rodaje de ´´Blancanieves``.

LTNEC (compuesta, entre otras, por  Equanimal, FAADA, Libera!, AVAT, AnimaNaturalis, el Partido Animalista PACMA, Fundación Altarriba, Ecologistas en Acción, CACMA, ADDA, ANAA, etc), cuenta con una serie de vídeos probatorios que les fueron enviados de forma anónima  en los  que se observa cómo se provocan lesiones a novillos durante una lidia a puerta cerrada, así como  con el testimonio de una llamada anónima en el que se les advirtió de que los toros utilizados pasaron por el tercio de varas y de banderillas, siendo sacrificados en los chiqueros de la plaza.

Ante lo cual, prosiguen,  ´´podemos afirmar que en la filmación de la película Blancanieves se han incumplido leyes de protección animal e incluso estos hechos podrían ser constitutivos de un delito de maltrato animal tipificado en el código penal``.

En su denuncia, consideran que las leyes que  han sido infringidas en el rodaje de “BLANCANIEVES” son:

Ley 1/1990 de 1 de Febrero de Protección de los Animales Domésticos, que considera infracción muy grave “la filmación de escenas con animales para cine y televisión que conlleven crueldad, maltrato o sufrimiento, cuando estos no sean simulados” (Artículo 24.3.g).

Ley 32/2007 de 7 de Noviembre para el cuidado de los animales en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio, que considera infracción muy grave “utilizar animales en producciones cinematográficas, televisivas, artísticas o publicitarias, incluso con autorización de la autoridad competente, cuando se produzca la muerte de los mismos” (Artículo 14.1.d)

Imágenes contra palabras

 
Aunque tanto el director del film, Pablo Berger, como la productora y una de las actrices han echado balones fuera con declaraciones expiatorias (“Durante la película no hubo ningún maltrato animal” ;  “Las secuencias rodadas con toros fueron supervisadas por veterinarios”; “Si hubiéramos infringido la ley no podríamos haber finalizado el rodaje y aseguramos que seguimos todos los pasos que nos exigía la misma”; “Nunca hemos negado que se utilizaran toros en el rodaje, pero sí negamos que se maltrataran”), en Noviembre la Plataforma realizó y envió a los medios de comunicación el siguiente resumen con los videos recibidos (advertimos de la dureza de las imágenes)...

 

  

En el que se puede ver:

(1)   Un novillo de tres años (se sabe que son novillos porque llevan el número 8 marcado a fuego, lo que indica que tenían tres años en junio de 2011, cuando se rodaron las imágenes remitidas) que sale a la plaza con la divisa clavada en su cuello (una divisa es un arpón que se clava en el cerviguillo del toro justo antes de su aparición en la plaza, para producirle un efecto de excitación). En esta secuencia se puede observar una cámara situada en el palco de autoridades de la plaza.

(2)   Un novillo que es banderilleado por un banderillero que lleva en su pecho una cámara incorporada. Coloca mal la banderilla y al terminar, llama al toro “Hijo de puta”. Siguiendo la secuencia se puede ver que otra persona intenta arrancarle la banderilla desde la barrera, con el terrible daño que eso supone para el animal,  considerando que la banderilla es, en realidad, un arpón, y se vuelve a repetir el insulto. La otra banderilla aparece caída en la arena. Es importante tener en cuenta que en las imágenes correspondientes a la lidia que se pueden ver en los cines, los animales aparecen sólo con un par de banderillas clavadas, cuando lo lógico en una corrida es que se pongan seis. “Curiosamente”, en los vídeos recibidos, al animal también se le ponen sólo dos.

(3)   Un novillo que es guiado al caballo del picador por la cuadrilla de subalternos para recibir los puyazos oportunos.

(4)   Un novillo sangrando profusamente y con claros signos de agotamiento, que es llamado desde la barrera para que salga de la plaza y entre por la puerta de toriles después de haber sido maltratado (picado y banderilleado). El estado del animal es tan terrible que no responde a las llamadas y no consiguen que deje la plaza.

(5)   Un novillo que recibe diversos pases de muleta por parte de un torero que lleva en su hombro una cámara incorporada. Parece que el traje de luces que viste  es idéntico al que luce la actriz que hace de Blancanieves en la película.

 (6)   Un novillo que es sometido a un duro castigo por parte del picador. Llama la atención en esta secuencia, que los que intervienen en ella, subalternos y picador, no llevan la indumentaria taurina, pero según la fuente que informó a LTNEC este animal ya no era necesario para el rodaje y se cedió a la cuadrilla que intervino en la película para que lo lidiaran “por diversión”.

Por si quedara duda de que las escenas de tortura animal de los vídeos de LTNEC no correspondieran con el rodaje de Blancanieves,  la Plataforma explica que en todos ellos se pueden observar  ´´los mismos adornos en la plaza que los que aparecen en las imágenes de la película, especialmente numerosas mantillas que cuelgan de los tendidos. Además, el número 8 marcado a fuego en los novillos es el mismo que en el tráiler de la película. El traje de uno de los toreros parece igual que el utilizado por Blancanieves en la película. Los novillos llevan dos banderillas como en la película, cuando lo habitual es que lleven seis``.

Así pues, basándose en el análisis del visionado de los vídeos y de las escenas del film de Berger,  LTNEC afirma que, ´´aunque los responsables de la película hayan insistido en que no hubo maltrato y que no se incumplió ninguna ley, las imágenes están ahí,  son claras, nítidas y concluyentes``.

Protestas internacionales

Para la PLTNEC, ´´ es más que evidente que se provocó un sufrimiento inútil e innecesario a los animales que se utilizaron y que acabó con la muerte en chiqueros de varios novillos, lo que incumple las leyes arriba mencionadas, cuando hoy en día existen bancos de imágenes y medios técnicos suficientes para poder haberlo evitado y conociendo que en algunas secuencias se utilizó un toro hidráulico``.

Protesta de CAS International contra el film Blancanieves en el Festival de RotterdamMientras la Plataforma espera que prospere la denuncia y se depuren las responsabilidades que pudieran derivarse de la misma , en otros países sigue corriendo la voz...  Y  la indignación.

Foto: Miembros de CAS International protestan contra la película española "Blancanieves" en el Festival de Cine de Rotterdam (Holanda). © CAS International.

Esta misma semana, la organización CAS International ha protestado en la inauguración del Festival de Cine de Rotterdam por la presencia en el certamen de ´´una película que no sólo promueve el maltrato animal en su argumento sino que está denunciada por haber recurrido a una crueldad innecesaria y que hoy ya no tiene cabida en la industria cinematográfica``,  así como para  pedir a los espectadores el boicot al film de Berger mientras no se aclaren y juzguen los graves hechos denunciados.

La Plataforma La Tortura No Es Cultura está formada por las principales Asociaciones de Protección Animal: http://www.facebook.com/pages/LA-TORTURA-NO-ES-CULTURA-TORTURE-IS-NOT-CULTURE/104317846274880

Un artículo de Cristina Hernáiz - vivalebio.com, 13 de enero de 2013