España avanza hacia el tercermundismo y sigue perdiendo clase media

Mientras la riqueza se concentra cada día en menos manos, 11 millones y medio de españoles (la cuarta parte de la población)  están en riesgo de pobreza. En 2010 los centros de Cáritas atendieron a un millón de personas. La evolución hacia la desigualdad social es la mayor de toda la UE, según un nuevo informe de Foessa.

Leer más...La sociedad española evoluciona hacia una pobreza más extensa, más intensa, más crónica y hacia una mayor desigualdad entre las grandes fortunas y las familias más desfavorecidas, debida a la gran concentración de riqueza en pocas manos. Así lo confirma una nueva publicación presentada estos días en la sede de Cáritas Española de Madrid por la Fundación Foessa , que ve la luz bajo el título Exclusión y Desarrollo Social en España. Análisis y Perspectivas 2012" (y que puedes descargarte aquí) .

Leer más...

Los españoles, poco preocupados por la violencia de género

A pesar de que el año 2011 se cerró con 61 mujeres asesinadas por sus compañeros o ex compañeros,  el terrorismo machista no se encuentra ni de lejos entre las principales preocupaciones de los españoles, según el Barómetro del CIS de Febrero. Cómo solucionar un problema si ni tan siquiera tenemos una correcta percepción del mismo?

Leer más...´´Si más de 60 hombres fueran asesinados al año a manos de sus mujeres, se publicarían numerosos libros denunciando tan insólito hecho. El Parlamento habría aprobado nuevas leyes y la policía formaría brigadas especiales de singular eficacia contra la esposa asesina. Los hombres serían protegidos, como es debido, contra la nueva plaga…`` 

La frase, recogida por el criminólogo Francisco Pérez Abellán en su libro ´´Mi marido, mi asesino``, vuelve a nuestra cabeza cada 8 de marzo. Un Día Internacional de la Mujer que este año se celebra una vez más en el estado español sobre las lápidas de 61 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en 2011.

“La violencia doméstica es el fenómeno social-negativo de mayor crecimiento en los últimos años. Un problema en todo superior al del terrorismo”, prosigue Abellán.

Sin duda, en intensidad de crueldad lo es, a juzgar por los métodos de aniquilación de mujeres de nuestros terroristas domésticos: a palos, a hachazos, a cuchilladas, quemándolas, estrangulándolas… Y en cuanto a cantidad, es evidente que las 61 víctimas mortales de la violencia machista barren por clamorosa goleada a las del ya desaparecido terrorismo de ETA (aunque ya lo barrían también cuando estaba en activo).

Leer más...

Página 2 de 6