Colombia prohíbe los circos con animales

  • Escrito por Redacción VivaLeBio -vivalebio.com
  • Published in 4 Patas
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Siguiendo la estela de otros muchos países que ya han prohibido total o parcialmente el uso de animales en circos, como Bolivia, Perú, Paraguay, Brasil, Canadá, Suecia, Dinamarca, Austria, Grecia, Singapur y un largo etcétera, el Pleno del Senado de Colombia ha aprobado esta semana un proyecto de ley que prohíbe los circos con animales exóticos y silvestres.

Protesta de AnimaNaturalis contra los circos con animalesFoto: Protesta de AnimaNaturalis contra los circos con animales. 

El Senado colombiano entiende que esta medida beneficiará económicamente al Estado, dado que se reducirá el elevado gasto público que implica el gran despliegue policial y de recursos de protección civil, seguridad, etc. durante cada temporada circense. Y se acabará con otro gravoso gasto que habitualmente termina recayendo en las arcas públicas:  el que supone la incautación de los animales que se encuentran en situación irregular durante las inspecciones (lo que resulta muy habitual), y su posterior mantenimiento, atención veterinaria y reubicación en centros adecuados.

Con esta prohibición, el Estado entra a regular una actividad peligrosa con el fin de garantizar la integridad personal y la seguridad pública de sus ciudadanos.

Sin motivo de alarma

Según Augusto Posada Sánchez, principal mentor de esta iniciativa, con ella no se pretende ni mucho menos atropellar a nadie, puesto que se concederá un amplio margen de 2 años para que los circos que en la actualidad trabajan con animales puedan adaptarse a las nuevas normas y cambiar de actividad.

Con respecto a los animales silvestres o nativos, los circos deberán entregar los que tengan en su poder a las autoridades ambientales del lugar donde se encuentren. Y en el caso de especies exóticas así como sus crías, los empresarios circenses deberán adelantar los trámites para obtener los permisos necesarios para salir del país.

Pero, eso sí, desde el momento de la sanción de la ley por parte del presidente Juan Manuel Santos, las autoridades nacionales y locales no podrán emitir ninguna licencia a los espectáculos de ´´circos itinerantes`` que usen animales en sus presentaciones.

´Se prohíbe el uso de animales de cualquier especie en espectáculos de circos itinerantes, sin importar su denominación, en todo el territorio nacional`, cita el objetivo de la iniciativa.

La excepción para animales domésticos como perros, caballos y ponis se decidió porque ´´no constituyen un problema de seguridad ni de salubridad``, indicó el senador Juan Córdoba. 

Organizaciones de defensa animal como AnimaNaturalis Internacional no han tardado en felicitar al gobierno colombiano por este paso en el progreso hacia un trato más ético con los animales, y al Representante a la Cámara, Augusto Posada, por su apoyo a este proyecto de ley. Pero sobre todo se reconoce la dura labor de Animal Defenders International, organización que ha liderado el lobby para que la prohibición del uso de animales en los circos sea hoy una realidad en Colombia.  

Sin embargo, otras voces más críticas han lamentado que la prohibición solo contemple a los animales silvestres, nativos y exóticos (desde elefantes y leones hasta simios o aves) pero no afecte a los animales domésticos, como perros o caballos, que, aunque más habituados a la compañía humana a lo largo de siglos, pueden padecer igualmente el confinamiento que implica la vida en la carretera,  y los malos tratos y abusos que a menudo suponen los entrenamientos para cada número circense. 

No obstante, según ha declarado en comunicado de prensa la Secretaria de Ambiente en Bogotá, Susana Muhamad, ´´esta Administración está comprometida con acabar con el maltrato de todos los animales, silvestres, salvajes, exóticos y domésticos. La prohibición de animales en circos se suma al fin de las corridas de toros en Bogotá, otro espectáculo de crueldad animal``.

Las corridas de toros en la capital colombiana fueron prohibidas el pasado junio de 2012 por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, quien señaló que la Plaza de toros Santamaría debía convertirse en un escenario de ´´cultura y educación`` y anunció que en su escenario se representarían espectáculos  ´alrededor de la vida y no de la muerte`.

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Para seguir navegando debes aceptar su uso. Gracias.