La España Negra vuelve a tomar las calles

  • Escrito por Cris H. V- vivalebio.com
  • Published in 4 Patas
Compartir en Menéame
Compartir en Tuenti
Compartir en Digg it!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Protesta de PACMA por los toros ejecutados cada verano en Tordesillas

Comienza el verano y con él un largo calvario para miles de animales españoles. Por alguna razón que a muchos se nos escapa, en la España del Siglo XXI la expresión ´´fiestas populares``continúa siendo sinónimo de linchamiento a otros seres vivos (normalmente apacibles herbívoros), en un macabro desfile de técnicas de tortura que dejarían en slips a los ideólogos de Guantánamo.

Foto: 300 personas protestan en Tordesillas contra la celebración del Toro de la Vega por sexto año consecutivo, convocadas por PACMA y con la colaboración de CAS Internacional y AnimaNaturalis. © Ignacio Moreira / Pacma.

Animales ahogados, abrasados, decapitados, lapidados, ensogados, alanceados, asaetados, alcoholizados, acuchillados, engrasados, emplumados, aplastados, atropellados y un interminable etcétera componen la cartelera estival de la España negra de 2011.

Y no hablamos de festejos clandestinos. Como en una burda parodia de la guerra, hombres, mujeres y niños toman al asalto los espacios públicos sumergidos en una suerte de trance colectivo donde todo vale si se trata de infligir dolor al ´´enemigo``. Rebautizados como mozos/as y desde el anonimato que les confiere un uniforme de tal o cual peña de nombre folklórico (los Bidones, los Jamones, etc), escogen a sus víctimas entre las más indefensas especies de granja para descargar en ellas por unos días sus miserias, frustraciones y, a luces vista, sus tendencias más sádicas, sin tener que rendir cuentas a nadie y sin que los ciudadanos pacíficos y conscientes podamos hacer nada para impedirlo.

alcanar11Dicen las estadísticas que son menos que la mayoría silenciosa, pero lo cierto es que no sólo le amargan el verano a sus desafortunadas víctimas, sino a todos sus compatriotas con un mínimo de sensibilidad, conciencia y decencia. Tampoco son pocos nuestros amigos o conocidos alemanes o ingleses que se niegan a volver a Catalunya tras haber sido testigos forzosos de algún correbous.... infantil!  (Luego nos contarán en los medios de comunicación que los perturbadores de la paz se encuentran entre los acampados del 15M, esos que sólo quieren recuperar su derecho al trabajo, a la vivienda y a un reparto un poco más justo y digno de los recursos).

No podemos entender qué le ocurre a esta sociedad tan enferma, ni a unos líderes políticos que se presumen europeos pero no conceden absoluta prioridad en sus agendas a defender a los ciudadanos (y a los animales) de la violencia más gratuita y exhibicionista. Pero mientras no encuentren la vacuna para esta epidemia, sólo pedimos nos hagan un pequeño favor: Paren este país que nosotros nos queremos bajar.

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies para que todo funcione correctamente, desde las estadísticas globales de las noticias hasta la publicidad personalizada. Para seguir navegando debes aceptar su uso. Gracias.