Di NO al aceite de palma

  • Written by Cristina Hernáiz.- vivalebio.com
  • Published in Consumo rebelde
Share in Menéame
Share in Tuenti
Digg it!
Share in Facebook
Tweet it!

Los orangutanes de Borneo, las grandes víctimas del aceite de palmaEl aceite de palma usado en nuestros alimentos industriales, cosméticos, productos de limpieza e incluso biocombustibles está causando un desastre ecológico y humanitario en muchos países del planeta. Más de 50.000 orangutanes han muerto ya por la deforestación de sus selvas para la plantación de palmeras de aceite, a menudo quemados vivos.

Si no dejamos de comprarlo, muchos más animales, personas y selvas seguirán muriendo. Aprende a identificarlo y elimínalo de tu cesta de la compra.

 

El aceite de palma, peligro letal

Por una vez, ecologistas, animalistas y activistas pro derechos humanos están de acuerdo en algo: el producto que más daños está provocando hoy en ciertos países del Sur es el denominado “ACEITE DE PALMA”, obtenido de la palmera aceitera (más pequeña que la tradicional) y omnipresente en nuestra vida cotidiana en forma de aceites para fritos, comidas congeladas, margarinas, bollería industrial, helados, biocombustibles, artículos de limpieza del hogar y de higiene personal, cosméticos, velas, etc,

La expansión de las  monoplantaciones de aceite de palma por América del Sur, Africa y algunos países asiáticos como Indonesia, Malasia o Papúa Nueva Guinea se está llevando por delante los bosques y las selvas tropicales a marchas forzadas. Y con ellos, a sus legítimos habitantes: las poblaciones indígenas, desplazadas o explotadas para su cultivo,  los orangutanes,  y otros tantos cientos de miles de especies animales y vegetales quemadas en los incendios de las selvas para convertirlas en plantaciones aceiteras, así como a muchoslíderes campesinos, "desaparecidos del mapa" por protestar contra estos destructivos monocultivos.  

Orangután con madre muertaEn su completísima web "Say No to palm oil" (Di No al Aceite de Palma), fruto del trabajo de investigación de varios años,  el joven australiano Thomas King ha recabado todos los argumentos de las asociaciones ecologistas para rechazarlo, así como una completa lista de las empresas que lo comercializan y de organizaciones que tratan de impedir este desastre.

Foto: Bebé orangután con su madre muerta.

Entre sus mayores víctimas,  encontramos a los orangutanes de Borneo y Sumatra, que se acercan peligrosamente a la extinción, al ser arborícolas y depender por entero de los bosques tropicales para subsistir.

En los últimos 20 años, este hermano evolutivo nuestro ha visto destruido más del 90% de su hábitat.  Y lo más grave es que en el proceso de deforestación los orangutanes son maltratados, asesinados, quemados vivos, explotados o vendidos en el mercado negro para terminar en zoos, parques turísticos, colecciones privadas, carnicerías,  peleterías, o sencillamente como animales de compañía.

Peor suerte, si cabe, corren las hembras de orangután, capturadas y utilizadas en los burdeles de Indonesia como prostitutas, donde son atadas para que los hombres las violen repetidamente cada día. Según datos oficiales, más de 50.000 orangutanes han muerto ya como consecuencia de la deforestación para la plantación de palmeras de aceite.

Medioambientalmente, el impacto de la deforestación en los ecosistemas es dramático. Además de la enorme pérdida de biodiversidad y de privarnos de nuestro pulmón planetario, la quema de árboles y arbustos para las plantaciones de palmeras provoca cantidades de humo tóxico alarmantes, acelerando el calentamiento global, que conduce a niveles crecientes del mar, cambios climáticos, frecuentes desastres naturales, derretimiento del hielo, y más extinción de especies…

Foto: Greenpeace

Por si ello fuera poco, según añade Ecologistas en Acción, el aceite de palma provoca una gran contaminación debido al uso masivo de pesticidas y fertilizantes que implica, y, pese a ser muy interesante para las empresas que lo comercializan por su bajo coste, tiene efectos devastadores en la salud humana ya que, al añadir grasa de palma a una alimentación ya de por sí rica en grasas saturadas, aporta un elevado nivel de colesterol.

Según un reciente estudio de la asociación francesa ASEF, que reúne a más de 2.500 médicos y expertos en nutrición, las personas que consumen habitualmente alimentos industriales de oferta con aceite de palma presentan altos niveles de ácido palmítico, asociado a mecanismos de resistencia a la insulina, como la diabetes de tipo 2, la obesidad y trastornos cardiovasculares. Para colmo, inhibe los síntomas de saciedad, provocando una adicción que conduce a comer más.

El aceite de palma sostenible, un lavado de imagen, en opinión de los ecologistas

En 2008 y ante las numerosas protestas internacionales, los grandes gigantes del negocio se reunieron en Cartagena de Indias (Colombia) en lo que fue la primera reunión latinoamericana de la llamada ‘Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible’ (RSPO), fundada en 2003. Un intento de promocionar los monocultivos de palma aceitera de forma sostenible calificado por los grupos ecologistas, indigenistas y pro derechos humanos como ´´un lavado verde de las grandes empresas implicadas para tratar de mejorar su mala imagen en los numerosos países donde están acabando con pueblos y bosques enteros.``

La elevada demanda de aceite de palma está acabando con el hábitat de los orangutanes de Borneo y SumatraDe hecho, más de 200 organizaciones sociales de 41 países respondieron con la presentación de la Declaración internacional en contra del “maquillaje verde” de monocultivos de la ‘Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible’, en la que exponían los numerosos desastres asociados a la producción industrial del aceite de palma y su imposibilidad de reconvertirlo en sostenible.

Como resultado, no rodaron cabezas de gobernantes o empresarios, sino la de uno de los promotores de esta contra-declaración, Walberto Hoyos Rivas, asesinado por pistoleros paramilitares colombianos en el territorio colectivo del Curvaradó, una región donde el negocio del aceite de palma ha supuesto el despojo con violencia de tierras colectivas de comunidades negras, y la constitución de 13 empresas palmeras vinculadas al paramilitarismo. Su asesinato se sumaba a los 140 crímenes contra estas comunidades por el aceite de palma, según denunció la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz de Colombia.

Hoy la lucha y la devastación continúan y, aunque alguna organización conservacionista, como WWF,   ha decidido dar por suficientes los (inexistentes) requisitos de sostenibilidad de la RSPO* y varias multinacionales se han subido al carro del ´´aceite de palma sostenible`` (CSPO por sus siglas en inglés), son mayoría las voces que desconfían de sus criterios o insisten abiertamente en que no existen monocultivos de aceite de palma sostenibles y que la única solución para poner fin a esta masacre es evitar la comercialización y el consumo de productos que contengan aceite de palma.

* "Es importante entender que ser miembro de la RSPO no compromete a comprar o usar aceite de palma sostenible (CSPO) o aceite de palmiste sostenible (CSPKO). Así, el comprar de un miembro de la RSPO no significa que está usted automáticamente comprando o apoyando la producción sostenible." (Extracto de la web de Greenpalm, programa de comercialización de certificados de aceite de palma). 

Actúa con tu consumo. consejos para identificarlo

El aceite de palma suele estar presente en las velasLa misión para el consumidor no es fácil, ya que, según SAY NO TO PALM OIL,  el aceite de palma está ya presente en el 50% de los productos de bollería industrial (snacks, donuts, etc), cosmética y belleza corporal y facial (pintalabios, cremas hidratantes, suavizantes de pelo...),  limpieza del hogar (detergente en polvo)   e incluso en los nuevos carburantes comercializados como ´´biocombustibles`` (usados ahora por algunas compañías áereas como Lufthansa).

Hasta el punto de que cada ciudadano consume una media anual de 10 kg de aceite de palma!!  Pero la causa lo merece y lo importante es estar alerta, informarse, concienciarse y tratar de evitarlo en la medida de lo posible.

Aquí van algunos consejos:

1) ATENCIÓN A LOS BOLLOS Y PRODUCTOS DE BELLEZA Y LIMPIEZA INDUSTRIALES 

- Huye de la BOLLERÍA RÁPIDA (SNACKS, BARRITAS ENERGÉTICAS, DONUTS, MUFFINS, CHOCOLATINAS, LOLLIES, etc), principal destinataria del aceite de palma. Además de las selvas tropicales, tu salud y la de los tuyos lo agradecerá.

- Mira bien la composición de los COSMÉTICOS (cremas faciales y corporales, suavizantes de pelo, champús, pintalabios) y PRODUCTOS DE LIMPIEZA DEL HOGAR, que, junto con la bollería, son los mayores portadores de aceite de palma. Desgraciadamente, es muy difícil evitar el aceite de palma en la cosmética industrial o convencional (y en parte de la ecológica también).

Lo ideal en este caso sería comprar menos cosméticos fabricados y hacerte tus propias cremas y mascarillas caseras, con productos naturales (aguacate, miel, limón, pepino, vinagre, aceite de oliva, de onagra, de almendras o de rosa mosqueta, aloe vera, etc, etc) que, además, suelen ser más eficaces que los preparados industriales, por mucho que la publicidad te cuente lo contrario.

Por ejemplo, para limpieza del hogar, el vinagre o el limón sirven perfectamente de desinfectantes, son baratos  y nada tóxicos para el planeta; el vinagre es además un gran suavizante capilar, el limón un excelente desodorante, y la manzanilla es ideal para intensificar el color del cabello claro, etc, etc. (En este enlace puedes aprender a hacerte algunos productos de limpieza naturales ).

2)  NO APOYES CON TU CARRITO A LAS EMPRESAS ´MÁS SUCIAS `:

En caso de tener que acudir a las grandes marcas industriales, Say No To Palm Oil lanza especial alerta sobre el grupo de las "Dirty 19" (las 19 más sucias). Esto es: las grandes corporaciones  (cada una de ellas propietaria de tropecientos productos, líneas y marcas diferentes) tristemente célebres por fabricar y comercializar cosméticos o alimentos con ´aceite de palma`, ´palmitate` o derivados, y que son:

Foto de la campaña de boicot a Procter and Gamble de Equanimal

. UNILEVER
. PROCTER AND GAMBLE (P&G)
. KRAFT
. NESTLÉ
. CADBURY
. CAMPBELL SOUP COMPANY
. CHANEL
. ELIZABETH ARDEN
. KELLOGG'S
. L'OREAL
. PEPSICO (FRITO LAY) 

Y otras algo menos conocidas como ODWALLA (socio de Coca Cola), NABISCO, BATH AND BODY WORKS, DREYER'S GRANDE ICE CREAM, GENERAL MILLS, PEPPERIDGE FARM, o THE DIAL CORPORATION.

Foto: Además de destruir las selvas tropicales con el aceite de palma, PROCTER & GAMBLE (P&G) es una de las corporaciones más denunciadas por las organizaciones de defensa animal por experimentar sus productos en animales. Por ello, las campañas animalistas de todo el mundo llevan años pidiendo boicot a sus productos  (Pantene, H & S, Ariel, Gillette y un enorme etcétera), hasta el punto de que ya existe un Día Internacional de boicot a P&G . © EQUANIMAL.

Aunque la lista completa abarca a centenares de marcas de todo el planeta, como podemos ver en la citada web, y no deja de ampliarse cada día.

Coincidiendo con Say No To The Palm Oil,  Ecologistas en Acción también cree que   ´los mayores generadores de este efecto destructor son los miembros de la Mesa Redonda Sostenible de Aceite de Palma, RSPO, que no es más que una operación de lavado verde que incluye a las multinacionales poderosas como UNILEVER, PROCTER & GAMBLE, KRAFT o NESTLÉ.`

Ya que estas cuatro empresas acaparan gran parte de las marcas de droguería y alimentación mundial, recomiendan recordar estos 4 nombres y buscarlos en la etiqueta del producto que pretendemos comprar ( por ejemplo, descubrirás que Pantene pertenece a Procter & Gamble , o que tu maravilloso suavizante Dove es de Unilever, etc, etc...). Y después comprobar en la etiqueta si contiene ingredientes como palm oil, palm kernel oil, o palmitate (ver la lista completa más abajo).

Además, Ecologistas en Acción también propone prestar atención a la multinacional CARREFOUR (por ser suministrada por el Grupo SINAR MAS, la compañía responsable del 10% de la producción mundial de aceite de palma ) y a la empresa papelera APP (Asia Pulp and Paper), ´´que arrasa las selvas para la producción masiva de papel``, así como a los productos de  MATUTANO, LAY'S, NUTELLA o FERRERO.  

Por su parte y al igual que Say No to Palm Oil, Proyecto Gran Simio-España nos invita a escribir a estas firmas haciéndoles saber nuestra decisión de no comprar sus productos hasta que retiren el aceite de palma de su composición. ´´El consumidor debe conocer su inmenso poder. Sólo debemos ejercerlo, Estas empresas están en nuestras manos, aunque pensemos lo contrario``, explican. 

3) IDENTIFICA LAS PALABRAS CLAVE EN LAS ETIQUETAS.

Etiqueta donde puede verse la palabra Palm OilDado que la lista de empresas es tan amplia que se puede llegar a sentir vértigo, un método más sencillo es mirar el etiquetado de los productos para asegurarnos de que no contengan aceite de palma o derivados. (Porque OJO: numerosas marcas de cosméticos y alimentos ecológicos y veganos también lo llevan).

Recuerda que:

.  Aparte de su propio nombre (palm oil o aceite de palma), la mención más común bajo la que se esconde el aceite de palma en las etiquetas es ´ACEITES VEGETALES`(´VEGETABLE OIL`) o ´GRASAS VEGETALES` (´VEGETABLE FAT`). Sospecha de cualquier producto que contenga la palabra ´vegetable oil` o ´aceites vegetales`sin especificar el tipo de las mismas.

. La mayoría de los productos asiáticos que contengan aceites vegetales llevarán aceite de palma (PALM OIL).

. Cualquier producto que contenga un nivel de grasas saturadas superior al 40% de su composición llevará, en la mayoría de los casos, aceite de palma.

. Todo producto que contenga ingredientes con la palabra ´PALM`, o compuestos de la misma (PALMATE, PALMITATE, PALMOLEIN, etc) llevará aceite de palma o derivados.

Si tienes memoria o agenda, aquí va la lista de palabras ´´prohibidas`:

Ejemplos de términos que indican que el producto contiene aceite de palma o derivados. Foto: SAY NO TO THE PALM OIL- Vegetable Oil (Aceite vegetal o aceites vegetales)
- Vegetable Fat (Grasa o grasas vegetales)
- Sodium Laureth Sulfate (presente en casi todos los productos espumosos) ^
- Sodium Lauryl Sulfate ^
- Sodium Dodecyl Sulphate (SDS o NaDS) ^
- Palm Kernel
- Palm Oil Kernel
- Palm Fruit Oil
- Palmate
- Palmitate
- Palm olein
- Glyceryl Stearate
- Stearic Acid
- Elaeis Guineensis
- Palmitic Acid
- Palm Stearine
- Palmitoyl oxostearamide
- Palmitoyl tetrapeptide-3
- Steareth -2 *
- Steareth -20 *
- Sodium Kernelate
- Sodium Palm Kernelate
- Sodium Lauryl Lactylate/Sulphate *
- Sodium Lauryl Sulfoacetate ^
- Hyrated Palm Glycerides
- Sodium Isostearoyl Lactylaye ^
- Cetyl Palmitate
- Octyl Palmitate
- Cetyl Alcohol ^
- Palmityl Alcohol 

- Cocoa butter equivalent (CBE)
- Cocoa butter substitute (CBE)

*  Ingredientes a menudo derivados del aceite de palma, pero podrían ser derivados de otros aceites. Pide que te lo aclaren.
^ Pueden ser derivados bien de aceite de palma o de aceite de coco. Pide que te lo aclaren.    

4) OTROS CONSEJOS:

• Si no estás seguro/a de si un artículo contiene aceite de palma, pon en Google el nombre del producto junto a la palabra PALM OIL  y descubre los resultados . En caso de que no te aporten información, telefonea o escribe a la compañía que lo comercializa para preguntar si utiliza aceite de palma.

 A la hora de comprar aceite, opta por otros aceites vegetales alternativos, como el de oliva o el de girasol.

 . Intenta ahorrar todo el combustible posible, usando más el transporte público, la bici o las piernas y viajando en avión sólo cuando sea muy necesario.

 • Y, sobre todo, nunca desesperes si constatas que no puedes eliminarlo por completo de tu vida o tus actividades, porque cualquier grano de arena es un paso importante en esta necesaria batalla. 

Vídeo de Greenpeace sobre Dove y el aceite de palma...

 

Un artículo de Cristina Hernáiz.
© VivaLeBio Magazine.
www.vivalebio.com


Fotos, documentación y vídeos extraídos de: SAY NO TO PALM OIL.  http://www.saynotopalmoil.com.
Otras fuentes: Ecologistas en Acción, Salva la Selva, Greenpeace, Proyecto Gran Simio (GAP-PGS), PACMA.